Presunto feminicida de Atizapán llevaba una bitácora donde anotaba sus crímenes

‘17 de Dic 94 a las 5 de la mañana pasó a otra vida…’, se lee en la libreta del presunto feminicida serial de Atizapán

Andrés, el presunto feminicida serial de Atizapán no solo grababa y fotografiaba sus crímenes, sino que llevaba una bitácora en la que anotaba los detalles de sus atrocidades.

‘17 de Dic 94 a las 5 de la mañana pasó a otra vida…’, se lee en una libreta en la que escribía los detalles. El sótano bajo su recámara, era en realidad su morgue dónde seccionaba a sus víctimas.

El carnicero de Atizapán anotaba nombres, edades, y cuánto pesaba cada parte que mutilaba de las mujeres. Las autoridades hallaron 19 anotaciones diferentes.

Decenas de personas continúan trabajando en el domicilio de Andrés “N”, fueron hallados doce teléfonos celulares, 28 videos de sus atrocidades y más de 2 mil restos óseos.

En Imagen Televisión, el periodista Carlos Jiménez señaló que las autoridades están trabajando para encontrar los restos de un niño de 7 años que desapareció junto con su mamá, quien trabajaba con el presunto feminicida.

Aunque el feminicida no ha declarado los motivos de sus crímenes, confesó que mataba a las mujeres como venganza porque sentía que las personas se burlaban de él o lo hacían menos.

Andrés primero atacaba y lesionaba a sus víctimas en el cuello, luego las seccionaba.

El hombre era conocido como el carnicero, y algunos vecinos declararon que cuando ya no trabajaba, los visitaba en su casa para ofrecerles carne que decía le habían mandado de Oaxaca.

El periodista Carlos Jiménez detalló que las autoridades sospechan que la carne que vendía era de sus víctimas y la preparaba con sal.

Asimismo, en su primera audiencia el presunto feminicida serial de Atizapán confesó cuatro crímenes, dio nombres, datos y detalles, mientras tanto, las autoridades trabajan para resolver los casos.

Con información de Imagen TV