Parte de cohete chino que desorbitaba sin control cae sobre océano Índico

Luego de que el pasado 1 de mayo la Oficina de Ingeniería Espacial de China lanzara uno de los componentes para su estación espacial con ayuda del cohete Long March 5B y perdiera el control en su regreso, este domingo partes de la nave cayeron en el Océano Índico.

A través de un comunicado, la organización indicó que el cohete caería el sábado por la noche y que estaban intentado seguir el trayecto de la nave en los países que están cerca del Oceánico Índico, principalmente por las Malvinas.

Empero, no fue sino hasta esta mañana cuando las autoridades chinas reportaron que el Long Marcha 5B había entrado nuevamente a la atmósfera terrestre y que al hacerlo la mayor parte se desintegrando.

 

«Según la supervisión y el análisis, a las 10H24 (02H24 GMT) del 9 de mayo de 2021 la primera etapa del cohete portador Larga Marcha 5B ha vuelto a entrar en la atmósfera», escribió la oficina.

Asimismo, señalaron que un pedazo cayó en el Océano.

 

 

Finalmente, medios locales indicaron que las coordenadas del cohete quedaron al sur de la India.

El cohete despertó la alertas de diversos países entre ellos Estados Unidos, ya que tenían que la estructura de 18 toneladas cayera sin control sobre la población.

Esta no es la primera vez que China pierde un cohete a su regreso a la Tierra, pues en 2018 tuvieron rastro del laboratorio espacial Tiangong-1, nave de la que no tuvieron comunicación en dos años.

 

Con información de El Universal, RT y EFE.