Niñero admite que usó llaves de lucha libre para calmar a bebé que murió

El niñero confesó que se enfureció con el bebé y en represalia le aplicó ‘’varias llaves’ y ‘castigos’ al estilo lucha libre’.

Un niñero fue acusado de asesinar al pequeño de año y medio que cuidaba; incluso, admitió que le aplicó «varias ‘llaves’ de lucha libre» para calmarlo.

Marvin Rex Lake fue encarcelado esta semana bajo cargos de homicidio en primer grado por la muerte de un bebé en El Paso, Texas, Estados Unidos.

Lake, de 24 años, vigilaba a Ahren Joshua DeHart y a otros dos menores mientras sus padres trabajaban. La madre de la víctima, ese día vio a través una videollamada a su hijo, que parecía «en buen estado de salud y alerta, pero lloraba y estaba inquieto».

En la noche, Lake la llamó para advertir que el pequeño «había vomitado algo rojo». Al llegar a casa, poco antes de la medianoche, la mamá del menor lo encontró inconsciente.

El niño fue trasladado a un hospital, donde el personal médico le detectó numerosas lesiones que fueron descritas como «agudas y no accidentales».

En tanto, el niñero confesó que se enfureció con Ahren por romper una almohada, y en represalia le aplicó «varias ‘llaves’ y ‘castigos’ al estilo lucha libre», el bebé se resbaló de sus manos y se golpeó con el borde de un mueble.

«No le hice daño en la cabeza, solo le causé las heridas internas», se justificó.

Finalmente, los médicos determinaron que el niño tenía daño cerebral, hemorragia pulmonar y hematomas abdominales, además de una fractura de cráneo. Los especialistas decidieron desconectarlo de su soporte vital y falleció.

Con información de Actualidad RT y Peopple en Español