Luchadores visitan a Mateo, niñito agredido por El Vikingo (VIDEO)

El pequeño Mateo recibió a Cibernético, Octagón y Tigre Blanco

Luego de que el fin de semana, se dio a conocer que el luchador profesional “El Vikingo” fue detenido por agredir a un niñito de 5 años durante una demostración de lucha libre, algunos luchadores lo visitaron para reiterarle su apoyo.

De acuerdo con Excélsior, el pequeño Mateo recibió a Cibernético, Octagón, Marcela, Sharlie Rockstar, Tigre Blanco, entre otros, quienes trataron de animarlo para que olvide la agresión que sufrió por parte de Einar El Vikingo.

“Queremos que sepas que en el gremio luchístico no somos ese tipo de luchadores”, comentó Cibernético.

El luchador señaló que ese tipo de personas manchan la profesión, por lo que se dedicó a localizar a la familia de Mateo para que le dieran una sorpresa.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Octagón Real (@octagon_real)

Aunque la Comisión de Lucha Libre de la Ciudad de México ya le retiró el permiso al agresor, Cibernético consideró que el castigo debe ir más allá y se le debe retirar el carnet de luchador de forma definitiva.

Debido a que las lesiones del menor tardan menos de 15 días en sanar y de que su familia no siguió con el proceso, Einar el Vikingo fue liberado a las horas de ser apresado.

Mamá de Mateo, niñito agredido por El Vikingo nunca le otorgó el perdón

Jacqueline, madre del niño de cinco años que fue agredido por Einar El Vikingo en una función de lucha libre en la Ciudad de México, negó que haya otorgado el perdón al gladiador tras llegar a un acuerdo con él, motivo por el cual habría quedado en libertad.

En entrevista para Telediario, el niño declaró que intentaba ‘ahorcar’ al luchador porque era del bando rudo; incluso la madre del pequeño declaró que su hijo ya no quiere vivir ahí porque «quedó muy espantado».

Ya no quería seguir en el Ministerio Público, pues fue algo desgastante para su hijo y la familia, pero aseguró firmemente que ella nunca otorgó el perdón como lo dijo la Fiscalía.

«Me dijeron que él iba a salir libre, entonces yo dije ‘ya no tiene caso que yo esté aquí y que mi hijo se esté desgastando’, porque mi hijo ya no quería entrar al médico, porque él estaba asustado de que fueran hacerle algo.

Con información de Excélsior, 24 Horas y Milenio